Berlín. La economía alemana continuará creciendo en el segundo semestre, según el boletín mensual Ministerio de Finanzas.

"A la vista de la tendencia al alza de la demanda industrial y del optimismo empresarial, la recuperación económica debería ser más sólida", dijo la cartera.

El boletín supuso una nueva evidencia del cambio en la composición del crecimiento en Europa.

Alemania, centrada en las exportaciones y que en los años previos a la crisis financiera creció menos que sus socios comerciales, se ha beneficiado de dos maneras de la crisis de deuda que ha afectado a sus socios a comienzos de este año.

El debilitamiento del euro ha hecho más atractivas sus exportaciones, a lo que se suma que el flujo de capitales desde países de más riesgo hacia Alemania ha reducido los tipos de interés para las empresas.

El Ministerio de Finanzas se refirió a un fuerte crecimiento en el segundo trimestre y dijo que el robusto crecimiento en el mundo probablemente permitirá un nuevo aumento de las exportaciones alemanas.

Añadió que ni los pedidos ni la producción industrial han alcanzado aún los niveles previos a la crisis.