Berlín. El Producto Interno Bruto (PIB) alemán creció un 2,2% en el segundo trimestre, la mayor subida en 23 años, apoyada por la inversión y las exportaciones, dijo este viernes la Oficina Federal de Estadísticas.

La lectura preliminar trimestral estuvo por encima de las previsiones de un crecimiento del 1,3% en un sondeo de Reuters.

Tras estos datos, el ministro de Economía alemán, Rainer Bruederle dijo que era "posible" que la economía germana crezca por encima del 2% en todo el 2010.

El crecimiento del primer trimestre se revisó al alza a un avance del 0,5% desde el +0,2%.

"Los impulsos positivos (...) provinieron tanto de la economía doméstica como del extranjero", dijo la Oficina de Estadísticas en un comunicado.

"Las dinámicas de las inversiones y las exportaciones tuvieron la mayor parte en el crecimiento; pero el gasto en el consumo privado y estatal también contribuyó al crecimiento del PIB", agregó la oficina estatal.

En términos interanuales, la economía creció un 4,1% en el segundo trimestre, tras haber crecido un 2,1% revisado en el primer trimestre, batiendo las previsiones de un crecimiento del 2,4% interanual.