Berlín. El ministerio de Finanzas de Alemania elaboró un modelo para un nuevo paquete de ayuda a Grecia que incluiría la participación voluntaria de acreedores privados, informó este sábado el periódico Welt am Sonntag.

En un extracto divulgado antes de su publicación este domingo, el diario dijo que el plan insta a inversores con bonos griegos con vencimiento del 2012 al 2014 que los cambien voluntariamente por nuevos instrumentos de deuda soberana con un vencimiento extendido de siete años.

El ministerio de Finanzas no comentó sobre el reporte.

Welt am Sonntag citó un documento no oficial del ministerio de Finanzas indicando que en principio es posible estructurar una conversión de deuda de forma tal de evitar la cesación de pagos.

De acuerdo al plan, los acreedores podrían ser motivados a participar en un intercambio voluntario con la ayuda de la llamada "cláusula de acción colectiva" que se introduciría en los contratos de bonos existentes en caso pocos inversores estuvieran dispuestos a participar.

Al mismo tiempo, el plan del ministerio dice que los inversores que cambien sus viejos bonos por nuevos obtendrían trato preferencial en el futuro si se necesita otra reprogramación.

Existe preocupación en los mercados financieros de que Grecia eventualmente se vea forzada a una reestructuración coercitiva de su deuda, que se situaba en casi 330.000 millones de euros (US$476.100 millones) -o cerca del 150% de su PIB- al final del año pasado.

Por ahora se ha descartado una reestructuración que genere pérdidas de los acreedores privados, pero Alemania y aliados como Finlandia y los Países Bajos están insisten en algún tipo de participación simbólica del sector privado.

Fuentes han dicho a Reuters durante las últimas dos semanas que los inversores que tienen bonos griegos con vencimientos en 2012 y 2013 podrían ser alentados a refinanciar la deuda bajo un esquema similar a la "Iniciativa de Viena", usada a inicios de 2009 para salvaguardar los sistemas bancarios en Europa central y oriental.