A diferencia de los tradicionales acuerdos comerciales, México, Colombia, Chile y Perú inician una nueva relación a través de la Alianza del Pacífico, cuyos dados estarán cargados sobre el impulso de los servicios, básicamente del turismo y el brazo financiero, con lo que confían en generar una cadena extensa de recursos y mano de obra que dinamice a las economías de la región y abra nuevos lazos con Asia.

De acuerdo con la Consejería Comercial de la embajada de Colombia, la Alianza del Pacífico venderá a los cuatro países como un destino turístico comunal, tipo zona europea, en la que a los visitantes asiáticos se les hará un paquete para pasear por México, Colombia, Perú y Chile, así como buscar inversiones para el sector servicios.

Con la entrada en vigor de la Alianza del Pacífico, los países se centrarán en desarrollar los servicios que actualmente representan 60% del comercio, mientras que el resto será un intercambio de manufactura; y de ese 60% de servicios, más de 70% estará relacionado con la industria del turismo y alimentos.

A partir de este día se eliminarán fronteras comerciales entre los cuatro países, en donde 92% de los productos quedará en cero arancel y el otro 8% tendrá un tratamiento diferenciado; además de tener una apertura en la movilidad de recursos humanos, complementación de bolsas de Valores y proyectos adicionales para homologar algunas prácticas en tratamiento tributario, educativo y logístico para que el comercio sea más dinámico, consideró la Consejería Comercial de Colombia.

La Alianza es la sexta mayor economía mundial y será la cuarta economía que más aportará al crecimiento mundial, sólo por detrás de China, India y Estados Unidos, y por delante de Indonesia y Brasil, según Grupo Financiero BBVA Bancomer.

En el 2014, México exportó en total US$8.612 millones a sus socios de la Alianza del Pacífico, siendo Colombia el primer mercado (55% del total), seguido por Chile (25%) y Perú (20%). Paralelamente, les compró US$3.440 millones en mercancías, siendo el Chile el primer proveedor (40% del total), seguido por Perú (32%) y Colombia (28%). El valor del comercio total ascendió así US$12.050 millones, donde México obtuvo un superávit de US$5.173 millones.

Turismo, punta de lanza

En mayo pasado se llevó a cabo una rueda de negocios de turismo en Mazatlán, México, en donde se invitó a un grupo de agentes de viajes de China, Japón y Corea del Sur para que vendieran a los cuatro países como un destino comunal, similar al que venden para viajar a cinco países de Europa.

La estrategia, según refirieron fuentes de Colombia, es que el chino o el japonés no venga sólo a un país sino a tres o a las cuatro naciones. Para las autoridades de Colombia, México “es un país importante y atractivo donde podemos ser proveedores de diferentes esquemas de la cadena textil-confección y aliados para atender mercados”.