Shangai. El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, dijo que la economía mundial está ahora en mejor forma para soportar las tensiones producidas por la crisis en Europa, reportó este sábado la agencia estatal de noticias china, Xinhua.

"Se ven algunos desafíos en Europa ahora. Pero creo que estamos en una posición mucho más fuerte para lidiar con esos desafíos", declaró a Xinhua en una entrevista en Washington, antes de dirigirse a Pekín para negociaciones económicas de alto nivel.

Geithner también afirmó que el dólar se estaba fortaleciendo porque existe más confianza sobre la solidez de la recuperación económica estadounidense.

Visita a China. El jefe del Tesoro estadounidense tiene previsto arribar en Pekín este domingo para las reuniones del Diálogo Económico y Estratégico, acompañado por la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

El componente económico de las negociaciones de este lunes y martes llevará a la delegación estadounidense a explorar formas de equilibrar las relaciones comerciales de los dos países por US$400.000 millones, evadiendo una clara disputa por la regulación del yuan respecto al dólar que mantiene China.

Estados Unidos aún posee la mayor economía del mundo y China lidera en el ritmo de crecimiento, de modo que Geithner considera que la cooperación entre ambos países es tema vital para la solidez económica global.

"China y Estados Unidos están haciendo lo que deben para contribuir con una mayor recuperación económica global", dijo el funcionario estadounidense.

El Gobierno de Estados Unidos abordará seriamente la situación del déficit, dijo Geithner a Xinhua. Mientras intenta dar nuevo impulso a la economía estadounidense, el presidente Barack Obama se propuso el objetivo de duplicar las exportaciones en cinco años, lo que sólo puede cumplirse con un enorme incremento de las ventas a China.

Geithner sostuvo que las economías estadounidense y china sufrieron grandes transformaciones en los últimos años y se refirió a un tema que espera abordar en las negociaciones al elogiar los crecientes niveles de consumo doméstico en China.