Bogotá. En 2021 vencerá un récord de US$400.000 millones en deuda de mercados emergentes. Los analistas internacionales creen que varios países podrían enfrentar turbulencia cuando llegue ese momento, especialmente por el efecto multiplicador que tienen las tasas de interés en Estados Unidos.

Según el Instituto de Finanzas Internacionales, el aumento de la deuda pública ha sido más notable en Ucrania, Egipto, Brasil, Sudáfrica y Colombia.

Colombia tiene $412 billones (US$142.231 millones) brutos en deuda pública. La deuda pública interna tiene una duración promedio de 6,2 años, mientras que la deuda externa está en 11,9 años.

Varios académicos han advertido que la deuda será un problema importante, porque tras una década de tasas de interés muy bajas, los países emergentes la han aumentado considerablemente.

Varios académicos han advertido que la deuda será un problema importante, porque tras una década de tasas de interés muy bajas, los países emergentes la han aumentado considerablemente.

“Estos niveles, enfrentados ahora a un dólar apreciado y a mayores tasas, han elevado el potencial peligro de default”, dijo Carmen Reinhart, profesora de finanzas internacionales en la escuela de gobierno John F. Kennedy.

A la fecha, la Nación ha colocado por concepto de subastas $14,3 billones (US$4.936 millones), que representan 53% de lo establecido en la meta para este 2018: $27 billones (US$9.320 millones).

De acuerdo con cifras del Banco de la República, este primer semestre tendrá lugar la fecha de cumplimiento o liquidación de 49 colocaciones de títulos de tesorería, más conocidos como TES. El Gobierno Central asegura que con el flujo de caja basta para cubrir los pagos que se vencen y defiende que la estrategia de endeudamiento del país ha sido exitosa.

Tan solo esta semana que termina el Ministerio de Hacienda realizó dos colocaciones de TES en el mercado público de valores colombiano. La primera el martes 12 de junio por un valor de $250.0000 millones (US$86,3 millones) en títulos de tesorería a corto plazo con vencimiento al 11 de junio de 2019 y una tasa de interés de 4,715 %.

La segunda, el pasado miércoles 13 de junio, esta vez por $700.000 millones (US$241 millones) con vencimiento a ocho, diez y quince años y tasas de interés de 6,429 %, 6,560 % y 7,039 %, respectivamente.

El recibimiento de los mercados es positivo. Para el caso de la colocación del martes se recibieron demandas por $566.000 millones (US$195 millones) en valor nominal, es decir, 2,26 veces el monto ofrecido. Para la del viernes el interés superó 2,45 veces el valor anunciado con $1,7 billones (US$586 millones).

De hecho, a principios de año el gobierno realizó la primera emisión de TES a 32 años por $1 billón (US$345 millones), la más alta en la historia.