Pekín. La escalada en los precios del petróleo tendrá poco impacto en la inflación al consumidor de China, pero implicará una presión de costos considerable sobre las manufactureras del país, concordaron el jueves un asesor gubernamental y un funcionario ministerial.

El peso del petróleo en el índice de precios al consumidor (IPC) de China es demasiado pequeño como para impulsar demasiado la inflación, dijo Deng Yusong, economista del Centro de Estudios para el Desarrollo, un instituto de investigación dependiente del gabinete.

Paralelamente, un alto funcionario del ministerio de Industria advirtió que una importante alza en los costos de los combustibles era una amenaza para el crecimiento manufacturero.

Los comentarios resaltaron la creciente preocupación, aunque no alarma, del Gobierno por las alzas de los precios del petróleo, que el jueves alcanzaron máximos de 29 meses, debido a temores a que las revueltas en Libia puedan propagar la tensión política hacia otros productos petroleros de la región.

"En la última década, los precios de los alimentos y de las viviendas representaron cerca del 90% de la variación del IPC de China", explicó Deng en un informe publicado en el sitio de noticias financieras Hexun.com.

"Por lo que el impacto de las variaciones del precio del crudo sobre el IPC es relativamente pequeño, pero el impacto de los precios del petróleo sobre el índice de precios al productor podría ser bastante profundo", agregó.

Los economistas estiman que los precios de los combustibles, incluido el petróleo, representan sólo un 1% de la canasta del IPC chino.

La inflación de precios al consumidor en China de enero se elevó un 4,9% a nivel interanual, cerca de un máximo de dos años, empujada por un salto en los precios de los alimentos.

Se espera que el impacto inflacionario indirecto de un alza en el índice de precios al productor también sea pequeño, ya que los costos a las puertas de las fábricas han sido traspasados limitadamente a los consumidores de China.

Dado que muchas industrias sufren de sobrecapacidad, es muy difícil que las empresas cobren más por sus productos por lo que incluso podrían estrechar sus márgenes.

Xiao Chunquan, subdirector del Ministerio de Industria y Tecnologías de Información, dijo a la prensa que las empresas estaban amenazadas no sólo por los costos del petróleo, sino también del algodón y del mineral de hierro, que han tocado máximos históricos en los últimos días.

"Necesitamos vigilar de cerca las variaciones de precios y su impacto sobre el crecimiento industrial", dijo Xiao.