"Que los niños puedan recibir una computadora para cerrar la brecha tecnológica y que el sistema productivo prevalezca frente a la especulación financiera, son las claves para una economía que crece", señaló Amado Boudou durante la Novena Conferencia Internacional Globelics (Creatividad, Innovación y Desarrollo Económico).

El evento, organizado por las Universidades Nacionales de General Sarmiento (UNGS), Quilmes (UNQ) y San Martín (UNSAM); y la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC) de la Provincia de Buenos Aires, es el principal Congreso internacional sobre el estudio de la problemática de la innovación en los países de menor desarrollo relativo.

Boudou hizo hincapié en la necesidad de "generar nuevos conocimientos a través de un mayor intercambio, con el objetivo de resolver cuestiones concretas de nuestros países".

Asimismo, destacó la tarea que se viene desarrollando desde el Poder Ejecutivo en cuanto a la importancia de la innovación tecnológica, con medidas concretas.

"La Presidenta ha puesto en marcha el Ministerio de Ciencia y Tecnología, haciendo foco en la trascendencia que tiene esta cuestión para el futuro de un país", recordó Boudou.

Por su parte, el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, recordó que "la innovación bien entendida empieza por casa", y destacó el "cambio de visión en la Argentina que diversifica su economía hacia bienes y servicios complejos en conocimiento".

En tanto, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, remarcó la decisión presidencial de "repatriar a más de 800 científicos y la convocatoria para que haya un ingeniero cada 4.000 habitantes".

Desde su primera edición, en 2003, la conferencia se convirtió en uno de los eventos académicos de mayor reconocimiento y pluralidad a nivel global, convocando a expertos e investigadores de todo el planeta.

La conferencia, que se celebra anualmente, ya recorrió Brasil, China, Sudáfrica, India, Rusia, México, Senegal y Malasia.