El vicepresidente argentino Amado Boudou, estimó que la tasa de crecimiento de 5,1% del PIB establecida en el presupuesto 2012, votado en diciembre último por el Congreso, constituirá en "un piso" de lo que crecerá la economía argentina durante el corriente año.

Boudou explicó que "la tasa de crecimiento establecida en el presupuesto será un piso", e indicó que "la economía seguirá avanzando en crear muchos puestos de trabajo".

"Había algunas dudas sobre el volumen de la cosecha (producto de la sequía de enero último), que quedaron totalmente superados", evaluó.

Boudou se refirió también a la administración del comercio exterior, en donde el "objetivo del gobierno no es sólo obtener unas balanza comercial positiva", dijo.

"Sostener la balanza comercial no es el único objetivo, para tener los dólares que necesitamos, sino que el objetivo es también fortalecer el proceso de sustitución de importaciones para que los argentinos tengamos más y mejores puestos de trabajo".

Para Boudou, la "sintonía fina tiene que ver con eso, con el crecimiento de mayores puestos de trabajo, de la inversión, del consumo y del mercado interno, que le permita a la Argentina crecer en medio de las turbulencias que suceden en el mundo".