El clima para los negocios en América Latina durante julio fue considerado como el más favorables desde hace una década., según un estudio publicado este miércoles por la Fundación Getulio Vargas (FGV), en Río de Janeiro, Brasil, y el instituto Alemán Ifo de la Universidad de Munich.

El Índice de Clima Económico (ICE) en América Latina fue de seis puntos en julio, según informaciones trimestrales concedidas por especialistas sobre las economías de sus respectivos países. En abril, la región consiguió 5,6 puntos, lo que comprueba el alza, según publicó el sitio brasileño Opera Mundi.

“Ese número viene de un entorno favorable gracias a la situación actual”, explica la economista Lia Valls Pereira, que presentó los resultados en la sede de FGV. La marca histórica de ICE, que desde 1990 que no era tan alta, muestra un valor de seis puntos, lo que debe ser entendido como muy favorable”.

Antes de julio de 2010, este valor había sido alcanzado en dos oportunidades: en 1997 y 2000.

Según Valls, los especialistas que consideraban frágil la recuperación de la región, después de la crisis económica mundial, fueron sorprendidos de manera positiva, ya que esperaban lo peor. En Brasil, por ejemplo, preveían una alta inflación como consecuencia del fuerte crecimiento. “Al final de cuentas, no fue el caso”, resaltó.

Los especialistas temen la aparición de una nueva depresión el próximo año, llamada "crisis en W".

Combinando los datos del Índice de la Situación Actual (ISA) para la región, que aumentó de 4,7 a 5,8 puntos, y el Índice de Expectativas (IE) que tuvo una caída de 6,4 a 6,2 puntos, la Fundación Getulio Vargas calificó la fase económica de la región como un “boom”, el primero desde julio de 2007.

Incertidumbre. Pero algunos son cautelosos con este boom. La principal razón de prudencia viene de la incertidumbre que se cierne sobre otras economías del mundo, principalmente la de Estados Unidos, la Unión Europea y China.

Los especialistas temen la aparición de una nueva depresión el próximo año, llamada "crisis en W", debido al formato del gráfico de crecimiento del Producto Interno Bruto. En ese caso, la economía mundial estaría llegando al fin de la primera V, antes de caer nuevamente.

“Algunas estadísticas económicas en Estados Unidos avalando la tesis de esta posibilidad. Mientras tanto, es sólo pura especulación. La recuperación de Alemania, por ejemplo, es muy positiva”, dijo Valls.

En las economías BRIC, integrada por Brasil, Rusia, India y China, Brasil e India están en la fase favorable del ciclo, mientas que Rusia continúa con una trayectoria positiva, llegando al límite entre las fases de recuperación. En China el ICE cayó por tercera vez consecutiva, así como los otros índices que también registraron una caída. Esto indica que la potencia asiática salió de la fase “boom” y entró en un proceso de declinación. “Pero eso es muy relativo. Para China eso significa pasar de un crecimiento de 11% a 9%”, insistió la economista de FGV.

Influencia política. En América Latina, los países con mayor validación son Brasil, Chile, Perú y Uruguay. Argentina, México y Paraguay ya habían registrado progresos en sus validaciones. Aunque no significa que los que tengan mejor ICE serán las que más crecerán. Brasil, Perú y Uruguay tuvieron los crecimientos más altos, pero no fue el caso de Chile.

“Creo que Chile tiene una buena reputación de estabilidad económica, buen gobierno y transparencia. Es por eso que los especialistas están optimistas”, explicó Valls.