Londres. El próximo año ofrece una mejora solo ligera para una economía global golpeada por la recesión en Europa y una desaceleración o un crecimiento moribundo en Asia y Estados Unidos, de acuerdo con unos sondeos de Reuters entre cientos de economistas en todo el mundo.

Tras alcanzar un 3,1% este año, el crecimiento económico mundial llegaría al 3,4% en el 2013, mostraron sondeos divulgados este jueves, un ligero recorte desde la encuesta de julio y más lento que las últimas proyecciones del Fondo Monetario Internacional, de 3,3% y 3,6%.

Si bien pocos pronosticaban que el 2012 sería otra cosa que un año difícil para la economía mundial, anteriormente había existido alguna esperanza de resistencia en Estados Unidos y unos mercados emergentes con un crecimiento más veloz que mantendrían el impulso.

Esta visión ha cambiado, ya que los economistas encuestados la última semana dijeron que al menos parte de la debilidad inevitablemente se extenderá al próximo año.

Mucho dependerá de si China, la mayor economía asiática, puede salir de su tendencia a la baja este año, y si la zona euro puede contener su prolongada crisis de la deuda.

"A medida que avanzamos por el 2012, el supuesto con el que trabajamos en general, que el próximo año tiene que ser mejor que este, se disipa rápido", dijo Victoria Clarke, economista de Investec en Londres.

Citó algunos riesgos grandes para el próximo año, como la perspectiva de profundos recortes automáticos del gasto en Estados Unidos, el llamado abismo fiscal, que dañaría inmediatamente el crecimiento a menos que los políticos se pongan de acuerdo para evitarlo.

"Creemos que ellos encontrarán alguna forma de compromiso con eso. Pero hay muchos lastres menores para el crecimiento global a lo largo del próximo año, no hay duda de que la crisis del euro continuará", dijo Clarke.

Se prevé que Europa siga siendo la mayor carga para la economía mundial el próximo año, a medida que continúa su crisis de la deuda soberana.

1817

Las economías con el peor comportamiento estimado en el 2013, de las 19 cubiertas en las encuestas, son todas europeas, con Italia en el fondo de la lista.

Y la economía de la zona euro podría tener que esperar hasta el 2014 para recuperarse de su declive de este año, ya que pocos de los analistas consultados por Reuters prevén otra cosa que un crecimiento flojo en los próximos trimestres.

Solo 17 de 71 economistas sondeados dijeron que la zona euro crecerá lo suficiente el próximo año como para contrarrestar el declive de 0,5% previsto para el 2012. El consenso apuntó a un crecimiento del 2013 de solo 0,3%, en línea con la encuesta del mes pasado.

El sondeo sugirió que la reciente acción agresiva del Banco Central Europeo no alcanzará por sí sola para volver a poner en terreno firme a la zona euro.

Aún así, la política monetaria activa en otras partes del mundo debería ayudar a impulsar la expansión.

Para Estados Unidos, la mayor economía mundial, la perspectiva empeoró solo ligeramente para la primera parte del 2013, sugiriendo que mantendrá su recuperación irregular.

Los economistas recortaron su proyección mediana de la expansión a un ritmo anualizado de 1,6 por ciento para el primer trimestre del 2013, comparado con 1,7% el mes pasado y 2,1% para el segundo trimestre desde 2,3%.

El sondeo mostró que la amplia mayoría de los economistas -29 de 31- creen que los políticos estadounidenses acordarán poner freno a la activación automática de alzas impositivas y recortes de gastos de enero por 600.000 millones de dólares.

Eso impediría precipitar lo que la Oficina del Presupuesto del Congreso ha advertido que podría ser una "recesión significativa" y la pérdida de unos 2 millones de empleos, un escenario que ya sufren algunas economías europeas.

El desplome europeo proyecta una sombra grande sobre las economías exportadoras de Asia, que probablemente registrarán otro año de expansión débil en 2013.

Las estimaciones para casi todas de las 12 economías asiáticas incluidas en el sondeo de octubre fueron rebajadas desde el último sondeo trimestral, realizado en julio.