Economistas creen que la inversión en activos fijos de China probablemente se ralentizó un poco más en agosto, mientras que la producción industrial mejoró de forma marginal, según indicaron en una rueda de prensa previa a la difusión, la próxima semana, de los datos oficiales.

El economista jefe del Banco de Comunicaciones, Lian Ping, avanzó un crecimiento del 8% en la inversión en activos fijos, por debajo del 8,1% de los primeros siete meses del año y del 9% de los primeros seis.

La inversión en manufactura y la inversión privada continuaron desacelerándose en agosto, con lo que contribuyeron a la ralentización en el crecimiento general de la inversión en activos fijos, según Lian.

Gao Hua Securities hizo la misma predicción, pero UBS se mostró más pesimista, al estimar un crecimiento del 7,9% en términos interanuales en la inversión en activos fijos.

"La inversión en manufactura probablemente se mantuvo débil debido a las persistentes cuestiones de exceso de capacidad y la reiteración oficial reciente del gobierno de sus objetivos para la reforma por el lado de la oferta", indicó la economista jefe de UBS para China, Wang Tao.

La inversión en activos fijos de China se encuentra en una bajada de largo plazo y caerá posiblemente hasta el seis por ciento en el conjunto de 2016, según el pronóstico del analista de estrategia de Haitong Securities Jiang Chao.

La inversión privada, que representa más del 60 por ciento de la inversión en activos fijos total, podría recibir un impulso del gobierno en lo que queda de año.

El mes pasado, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (CNDR) animó al uso de las colaboraciones público-privadas (conocidas como PPP, por las siglas en inglés) en la construcción de infraestructuras, como las de energía, transporte, conservación de agua, protección ambiental, agricultura, silvicultura y servicios públicos.

La información se dio a conocer después de los repetidos esfuerzos del gobierno por promover las PPP para solicitar inversión privada, que se ha ralentizado durante varios meses consecutivos.

"Las PPP pueden aliviar la escasez de financiación de los gobiernos locales e impulsar la inversión privada", manifestó el economista jefe de Founder Securities, Ren Zeping.

Pero la anémica inversión parece tener poco impacto en la producción industrial, puesto que las actividades de fabricación recuperaron vigor con una rentabilidad que rebotó rápidamente, debido en parte a la recuperación de los precios de los productos por la reducción del exceso de capacidad.

El Índice de Gerentes de Compras (IGC) oficial se elevó del 49,9 en julio al 50,4 en agosto, con lo que entró en zona de expansión, mientras que el IGC privado de Caixin bajó del 50,6 al 50, justo sobre la línea que separa crecimiento y contracción.

"Tanto la marca del subíndice de nuevos pedidos como la del de producción se mantuvieron por encima de 50, lo que sugiere que la actividad manufacturera se mantuvo en un modo de estabilización", indicó Wang.

Esta economista prevé un crecimiento del 6,2% en la producción industrial en agosto, ligeramente mejor que el seis por ciento de julio, cuando los beneficios industriales se expandieron un 11%, marcadamente por encima del 5,1% de junio.

El IGC oficial incluye a más de 3.000 empresas y en el mismo tienen más peso las grandes empresas, mientras que el de Caixin analiza unas 420 firmas y pone el énfasis en compañías más pequeñas.

La divergencia entre los IGC sugiere que las grandes empresas podrían haber tenido un mejor comportamiento que las pequeñas y medianas debido a un mejor acceso al crédito y a más beneficios derivados del apoyo de las políticas, de acuerdo con la experta de UBS.

Los economistas también señalaron que las ventas de bienes de consumo diarios del mes pasado se mantuvieron sin cambios o mejoraron las cifras de julio.

"Esperamos que la próxima difusión de los datos de agosto muestre que la actividad económica de China ha encontrado una base ligeramente más firme", afirmó Wang.