Mientras la nueva oleada de crisis económica golpea en EE.UU. y Europa, derrumbando las más emblemáticas bolsas debido a la huida de inversores, Paraguay recoge beneficios por ingreso de capitales, explican.

Hoy los inversores están saliendo de activos financieros como el dólar norteamericano y paquetes accionarios de multinacionales que cotizan en bolsas y buscan posicionarse en activos reales, en muchos casos la compra de oro.

Paraguay tiene un activo real muy apreciado en la región, que son las tierras, y por ese lado se puede notar una interesante entrada de capitales para instalarse, específicamente, en la zona de Alto Paraguay, observan analistas.

Cabe recordar que el 85% de los nuevos propietarios de tierras en esa parte del Chaco son empresarios brasileños, así como inversionistas del Uruguay que están comprando grandes extensiones de tierras.

En el 2010, el precio por hectárea en la zona del Alto Paraguay era de US$400; sin embargo, actualmente esa cotización se incrementó hasta US$600, con un crecimiento del precio de las tierras hasta de un 50%.

Si la consulta se hiciera al Registro de la Propiedad, difícilmente puedan encontrarse datos porque a veces son ventas realizadas por sociedades anónimas, en las que al venderse las tierras solo cambian los accionistas, pero la SA continúa vigente.

Alto Paraná, al tope. Por otro lado, dijeron que Alto Paraná ya alcanzó el tope de los precios, pero que en el Alto Paraguay sigue aumentando la cotización de las tierras. Después aparece Caaguazú, San Pedro, Santa Rosa del Aguaray, entre otros lugares.

Los propietarios de fincas altoparanaenses están vendiendo sus propiedades para después comprar en zonas más económicas. Con 500 hectáreas de tierras vendidas en el Alto Paraná, podrían comprar 1.000 a 1.500 hectáreas en los otros lugares arriba mencionados, en los que la tierra no es tan buena, pero sí más económica.

Este es el efecto inmediato de la crisis que uno podría ver en Paraguay, dijeron. Si bien no se manejan datos concretos, el fenómeno se puede notar en las cuentas en la balanza de pagos del país que se clasifican en cuentas de capital, maquinarias, movimiento de capital para compra de activos financieros o bienes reales. Si se mira el desempeño de la Bolsa de Valores de Asunción, se podrá observar que no se realizan muchas compras de activos, el ritmo es normal. Ese crecimiento en la comercialización de tierras también se refleja en la instalación de unas diez entidades financieras, que abrieron sus puertas específicamente en Santa Rosa, concluyeron.