Lima, Andina. La menor posibilidad de ingresos de inversiones golondrinas hace que solo el 1% de los capitales que ingresan en nuestro país sea especulativo, afirmó el economista Alejandro Indacochea.

El restante está compuesto por inversiones que se desarrollan en proyectos de largo plazo, con importantes beneficios para el Perú, añadió.

"La reciente reducción de la tasa de encaje para moneda extranjera no afecta el desempeño del mercado ni implica amenaza alguna de nueva entrada de este tipo de capitales", refirió al Diario Oficial El Peruano.

En ese sentido, Indacochea aseguró que el incremento de la tasa de encaje hace precisamente que el ingreso este tipo de capitales a nuestro sistema sea difícil.

"Para evitar que estos capitales se lleven todas las ganancias, en la medida de lo posible se trata de dosificar la cantidad de dólares circulantes que existe. Nuestra economía resulta muy atractiva para los inversionistas, en contraste con lo que sucede en otras latitudes, especialmente Europa y los Estados Unidos", apuntó.

Divisas

De acuerdo con el economista, la abundancia de dólares en una economía hace que la divisa norteamericana pierda valor, lo que podría ser evaluado desde diversas perspectivas.

El economista dijo que un dólar depreciado implica ciertos problemas para los exportadores, aunque genera beneficios para los importadores.

"Además, quienes tienen deudas en dólares podrían sentirse relativamente aliviados, mientras que los ahorros en la divisa estadounidense también se verían reducidos en su valor", indicó.

Para el catedrático de la Universidad del Pacífico Guillermo Runciman, el dólar ya dejó de ser una moneda de referencia a nivel mundial, debido a que fue muy golpeada por la crisis, lo que produjo una emisión inorgánica de ésta en los Estados Unidos.

Por ello, sostuvo, lo más conveniente sería no tenerlos como liquidez, que si bien puede ser útil, ésta debe basarse sobre una moneda fuerte y en estos momentos, el dólar no lo es.

En ese sentido, Runciman recomendó la elaboración de planes de inversión, de tal forma que se utilicen los dólares de estas iniciativas en proyectos que sí tendrán un impacto fundamental en el progreso de la población.