Los economistas Diego Coatz (UIA), Santiago Fraschina (GEENaP) y Fernando Grasso (ADIMRA), descartaron que la industria mejore la competitividad a través del tipo de cambio y advirtieron que no sólo se logra a partir de precios, sino de mejoras tecnológicas y de innovación.

Coincidieron también en destacar los beneficios de las medidas de administración de comercio llevadas adelante por el Gobierno nacional, que –coincidieron- son “clave” en todo país que promueve el desarrollo industrial con alto valor agregado en sus matrices productivas.

Los economistas se refirieron de este modo al participar de la mesa de debate “Estrategias de desarrollo industrial, Qué hacen y cómo lo hacen?”, en la octava Convención Anual de Agro Industria Textil y de Indumentaria Argentina, que se desarrolla en La Rural.

En cuanto a la competitividad del sector industrial, Diego Coatz, jefe de Economía de la Unión Industrial Argentina (UIA) y secretario de SID-Baires, señaló que “el tipo de cambio hoy para la industria es muy diverso”, dependiendo de los sectores y de las retenciones que se aplican.

Remarcó que “la discusión de fondo es que la macro es muy importante, pero sola no alcanza, tiene que trabajarse en forma simultánea con la micro”, en donde puntualizó que se encuentran “financiamiento, renta judicial, costo de transporte, infraestructura, aranceles tributarios”, entre otros.

También consideró que la Argentina “este año avanzó bastante, porque el mercado sigue creciendo y el salario sigue creciendo”.

Por su parte, Santiago Fraschina, economista del GEENaP, reconoció que “hay sectores que quieren una maxi devaluación que son principalmente agrarios e industriales que dependen de la exportación”, pero contraparte destacó que el Gobierno nacional busca una “racionalidad macro” para evitar que una brusca devaluación “pulverice los salarios”.

“Tenemos que evitar la maxi devaluación que ciertos sectores quieren. No podemos defender permanentemente la competitividad vía precios, sino vía innovación tecnológica, por ejemplo”, sostuvo el economista recientemente nombrado como vicesuperintendente de Servicios de Seguros, subrayó que resulta fundamental “consolidar el proceso de industrialización”.

Fernando Grasso, director de Economía de ADIMRA, coincidió con sus colegas respecto de que la competitividad no se puede mejorar solo vía precios y tipo de cambio, y remarcó que “cuando la macro está ordenada tiene que haber intervenciones micro, con herramientas financieras, tributarias, de administración de comercio” y empezar a “articular el nuevo mundo con los intereses de la Argentina”.

Subrayó, además, que la “Argentina no puede competir por precio por un tema de escala”.

Respecto de las políticas oficiales de administración del comercio, Coatz recordó que “los países más desarrollados, UE, EEUU, China, India, Brasil, son los que aparecen en el top five de políticas comerciales”.

“En este mundo los países que más generan valor son los que más defienden su valor agregado”, remarcó.

El economista de la UIA destacó además que “la protección del mercado industrial es clave para pensar el proceso de agregación de valor” para no caer “en la tentación de la primarización”.

Por su parte, Fraschina destacó que “es clave la medida que toma el Gobierno nacional para evitar que los container de China entren masivamente, como lo hacían en la década del '90, para cuidar lo que se vino haciendo y los puestos de trabajo argentinos”.

También consideró que “si hay suba de precios es por Inflación importada y por eso la importancia de las retenciones y resolver los cuellos de botella en los sectores de concentración económica”.

Por último, Grasso indicó que “la sustitución de importaciones como herramienta es un requisito clave” y destacó también que “la administración del comercio es una herramienta clave”.

En igual sentido, consideró que “el Estado tiene que ser activo y los niveles de intervención debe ser funcionales a una estrategia de desarrollo”.