Sao Paulo. Economistas y analistas del mercado financiero brasileño redujeron sus proyecciones para la tasa de inflación IPCA de fines de 2010, por cuarta ocasión consecutiva, según el sondeo semanal de mercado del banco central, publicado este lunes.

Los expertos redujeron su proyección promedio de inflación al consumidor IPCA para fines de 2010 de 5,35% de la encuesta de la semana pasada al 5,27%, aún por encima de la estimación del banco central de 4,5% para la inflación anual.

La estimación promedio para el Índice de Precios al Consumidor Amplio, IPCA, de 2011 se mantuvo en 4,8%. La inflación para el año móvil a junio fue de 4,84%, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística, IBGE.

La encuesta semanal del banco central recaba la opinión de 100 analistas y economistas de bancos y corredoras e informa el promedio de las expectativas.

La estimación promedio de los analistas para la tasa interbancaria Selic a fines de año se redujo de 11,75% a 11,50%. Actualmente, la tasa Selic se ubica en 10,75%. Para 2011, los analistas mantuvieron sus proyecciones para la tasa Selic en 11,75%.

En tanto, las proyecciones para el crecimiento del producto interno bruto del país en 2010 se mantuvieron en 7,2%. Asimismo, las estimaciones para 2011 se mantuvieron en 4,5%. El producto interno bruto de Brasil se contrajo 0,2% en 2009.

Las estimaciones de la relación deuda-PIB para fines de este año se redujeron levemente de 41% a 40,85%.

Los encuestados redujeron sus proyecciones para el superávit comercial de 2010 de US$15.410 millones a US$15.100 millones. Los analistas esperan que el déficit de cuenta corriente sea de US$48.000 millones a fines de este año.

En tanto, se estima que la moneda brasileña cierre el año en 1,80 reales por dólar. El viernes, el real cerró en 1,7606 por dólar.