La economía de la eurozona caerá este año en una ligera recesión, según coinciden 58 economistas consultados por el Banco Central Europeo (BCE), informó este jueves la entidad en su boletín mensual.

De acuerdo con las previsiones, el Producto Interior Bruto (PIB) del espacio monetario común se contraerá 0,1% a consecuencia de la crisis de la deuda soberana.

Tres meses atrás, los expertos habían augurado un crecimiento de 0,8%, recordó la agencia de noticias DPA.

Las previsiones para 2013 también fueron revisadas a la baja, de 1,6% a 1,1%.

Por el contrario, los economistas no ven peligro de inflación en la zona euro y corrigieron ligeramente el pronóstico de 1,8% a 1,9% para este año y de 1,8% a 1,7% para el venidero.