Sao Paulo. Los economistas de un sondeo semanal del Banco Central de Brasil conservaron sus pronósticos para el indicador referencial de inflación del país en 2010 sin variación por primera vez en seis semanas, dijo este lunes la entidad.

Los economistas prevén que el índice de precios al consumidor IPCA se sitúe en 5,19% en 2010, lo mismo que la semana anterior, después de recortar sus estimaciones por cinco semanas consecutivas, según el llamado sondeo semanal Focus.

Para 2011, las estimaciones permanecieron en 4,8% por décimo octava semana seguida. El Banco Central tiene una meta inflacionaria de 4,5% para 2010 y 2011, más o menos dos puntos porcentuales.