Los analistas del mercado financiero calculan que la inflación en Brasil será del 5,71% en 2013, una tasa que se repetirá en 2014 y que se considera elevada pese a estar dentro de lo previsto por el Gobierno, informó el Banco Central.

Las previsiones aparecen en el Boletín Focus, una publicación semanal del instituto emisor en la que se consulta a expertos de cien entidades financieras privadas sobre el estado de la economía nacional.

La previsión de inflación para este año ha subido del 5,70 al 5,71 %, mientras que la esperada para el 2014 se ha mantenido estable esta semana.

El Gobierno trabaja con una meta de inflación para este año del 4,5 %, pero con un tolerancia de dos puntos porcentuales, con lo que el techo se sitúa en el 6,5 %.

Del mismo modo, se ha mantenido sin variaciones la previsión de crecimiento económico para 2013, que los expertos calculan que será del 3%, en línea con las proyecciones de organismos multilaterales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En relación a la tasa básica de interés, las previsiones de los analistas no cambiaron respecto a la semana anterior y siguen en un 8,25% para este año, lo que supone que el mercado espera nuevas aumentos, desde el actual 7,5%.