Buenos Aires. El Banco Ciudad sostiene en su análisis semanal que el primer semestre constituyó un período de transición en el que era previsible el reflejo de las medidas destinadas a eliminar distorsiones, sin embargo, se esperaría que para el cuatro trimestre haya una recuperación del consumo y la construcción.

"La moderación de la contracción en la actividad económica durante el tercer trimestre, con miras a crecer en el cuarto (a medida que se recuperen algunos sectores clave como la construcción o el consumo por el lado de la demanda), mantendrían al PBI operando en niveles levemente por encima a los del comienzo de 2011, dando cuenta del estancamiento que verificó la economía durante estos últimos cinco años", evaluaron los analistas del Banco Ciudad.

En la mirada desde el presente hacia el futuro, el Ciudad remarca que "esta semana se conocieron los datos del PBI referidos al segundo trimestre del año", y que "éstos corroboraron lo que ya habían adelantado el Estimador Mensual de Actividad Económica del Indec y otros indicadores privados, en términos de que el primer semestre constituyó un período de transición, durante el cual previsiblemente se iban a sentir los efectos de un amplio conjunto de medidas orientadas a la eliminación de serias distorsiones, capaces sentar las bases para una recuperación, tras cuatro años de virtual estancamiento".

"De acuerdo a lo informado por el Indec, el PBI se contrajo un 2,1% en el segundo trimestre respecto al primero (medido en términos desestacionalizados), siendo el tercer trimestre consecutivo en baja, tras los descensos previos de 0,6% y 0,5%, respectivamente", analiza el informe semanal del Banco Ciudad.

Luego indica que "los datos del segundo trimestre arrojaron una disminución del 3,4% interanual, acumulando la actividad agregada una caída del 1,7% durante el primer semestre de 2016".

Dentro de los componentes de la demanda agregada, las exportaciones netas fueron el principal factor contractivo en el segundo trimestre, se expresa en el informe.

"Las ventas externas registraron una baja de 1,9% interanual, explicada por las menores ventas del complejo agroexportador (el cual comparaba con la cosecha récord de soja de un año atrás), además de las menores exportaciones industriales a Brasil", añade el análisis.

Luego expresa que "las importaciones, por el contrario, presentaron un alza del 8,7% interanual en el trimestre, dando como resultado una fuerte suba en el déficit de balanza comercial, el cual en conjunto restó 2,3 puntos porcentuales de los 3,4 p.p. de contracción interanual del Producto" Bruto Interno.

La revisión de los datos macroeconómicos lleva a exponer que "la formación bruta de capital fijo fue otro de los componentes del gasto que más contribuyó a la caída, con un aporte de -0,9 puntos a la variación del PBI, fruto de una baja interanual del 4,9%".