Río de Janeiro. Los analistas de los bancos privados de Brasil elevaron en dos centésimas su previsión de crecimiento de la economía del país hasta el 1,65%, según una encuesta semanal elaborada por el Banco Central publicada.

El alza esperada del producto interior bruto (PIB) pasó del 1,63% al 1,65%, mientras que la inflación bajó una centésima y se situó en el 6,50%, según consta en el Boletín Focus, publicación que el Banco Central elabora con la opinión de un centenar de economistas.

La meta oficial de inflación del gobierno es una subida de precios del 4,50%, con un margen de dos puntos porcentuales en ambos sentidos, por lo que el 6,50% es considerado como el límite de lo tolerable.

Con respecto a 2015, los economistas mantuvieron la previsión de inflación en el 6% y del crecimiento de la economía en el 2%.