Sao Paulo. Los economistas elevaron su pronóstico para la inflación de Brasil este año por décima semana consecutiva, ya que los mercados siguen preocupados acerca del sobrecalentamiento de la economía nacional.

Los pronósticos sobre el referencial Indice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) , el cálculo de inflación más observado de Brasil, aumentaron a un 5,75% desde un 5,66% en la semana previa, según un sondeo semanal del Banco Central publicado este lunes.

El sondeo Focus también mostró que las estimaciones para la inflación el próximo año subieron tras haber bajado en la semana previa. El IPCA probablemente terminará el 2012 a un 4,70%, arriba del 4,61% pronosticado la semana anterior, según el sondeo.

Los economistas mantuvieron sus previsiones para la tasa referencial Selic a fines del 2011 sin cambios en un 12,50%, pero aumentaron sus expectativas de la tasa para el 2012 a un 11,25% desde un 11%.

Los precios al consumidor aumentaron en enero en Brasil, a un 0,83% en comparación con un 0,63% en diciembre, subrayando preocupaciones de que el Banco Central podría necesitar subir las tasas de interés nuevamente para contener las crecientes presiones inflacionarias.