Sao Paulo. Los analistas del mercado financiero brasileño elevaron tímidamente su previsión para la inflación y el crecimiento del país, según un sondeo divulgado este lunes por el Banco Central.

La previsión de inflación para este año subió desde el 6% calculado hace una semana, hasta el 6,01% en la encuesta publicada este lunes, mientras que la de crecimiento pasó del 1,99% al 2%.

Para 2015, los analistas de los bancos privados brasileños aumentaron la proyección de inflación del 5,50% al 5,60% y la del producto interior bruto (PIB) del 2,48% al 2,50%.

Las previsiones forman parte del boletín Focus, una publicación semanal del instituto emisor en la que se consulta la opinión de un centenar de expertos de entidades privadas sobre el rumbo de la economía.

Los economistas también previeron que este año la tasa básica de interés, que en los últimos meses ha subido gradualmente, llegará al 10,75%, frente al 10,50% estimado la semana pasada, mientras que mantuvieron la de 2015 en el 11,50%.