México D.F. Analistas privados elevaron sus pronósticos de inflación para México en 2010 y 2011, según un sondeo del banco central divulgado este lunes, mientras la economía se recupera de su peor recesión en décadas.

Los analistas consultados por el Banco de México elevaron a 5,28% su pronóstico para la inflación de este año, desde 5,21% anterior.

También para 2011, la treintena de economistas aumentó sus proyecciones a 3,97%, desde 3,89% previo, indicó el reporte del banco.

En cuanto al crecimiento económico, los analistas también elevaron su pronóstico para este año a 4,1%, desde 3,9% del sondeo anterior.

El banco central ya anticipaba una aceleración en la inflación este año por un aumento en los precios de las gasolinas y en la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA), que pasó al 16% desde 15%.

La inflación podría ubicarse al cierre de este año entre 4,75% y 5,25%, según la entidad monetaria del país, contra el 3,57% al término de 2009.

Algunos analistas creen que el banco central ya está sopesando un alza en la tasa referencial de interés debido a que la inflación se ha acelerado y porque la economía parece estar creciendo más rápido de lo previsto.

A finales del mes pasado, el gobernador del banco central, Agustín Carstens, dijo que la entidad está lista para ajustar su política monetaria si observa una contaminación en los precios por los recientes ajustes fiscales.

El banco central no mueve su tasa de interés desde julio del año pasado y la tiene en 4,50%, en un intento por no obstaculizar la recuperación de la economía.

En un reporte por separado, el banco central dijo que las remesas de los mexicanos que viven en el exterior bajaron 14,1% en febrero, a US$1.549 millones.

En los dos primeros meses del año, las remesas acumulan una caída de 15%, a US$2.869.61 millones.

El envío de remesas a México ha bajado con fuerza debido a los efectos de la recesión económica en Estados Unidos, una fuente tradicional de empleo para los emigrantes mexicanos.