Montevideo. El mercado uruguayo ajustó levemente a la baja en mayo sus expectativas acerca del crecimiento de la economía del país en 2015 a 2,84% y elevó sus previsiones acerca de la inflación anual a 8,31%, de acuerdo con un sondeo del banco central entre analistas.

En abril, los especialistas habían estimado en promedio que la economía se expandiría 2,87% y que los precios minoristas acumularían un alza de 8,28%.

Uruguay creció 3,7% en 2014 y las autoridades esperan que el ritmo de expansión se desacelere hacia el 3% este año, en medio de una crisis regional que comprometerá las exportaciones y ante menores precios de los alimentos a nivel global.

La inflación del país sudamericano fue de 8,23% en abril, superando el rango meta objetivo de entre 3 y 7%. El gobierno espera que a mediados de 2016 la inflación sea 5%, lo que ha sido cuestionado por los analistas dado el peso de los no transables en la canasta doméstica.

Según el documento, difundido el miércoles, el Índice de Precios al Consumo (IPC) de mayo avanzará 0,48%. El dato se conocerá el 3 de junio