La posibilidad de que el Banco de México flexibilice el mecanismo de subastas que actualmente existe, es decir que intervenga en mayor medida en el mercado cambiario, es mayor dada la inminente alza de tasa de interés por parte de la Reserva Federal, consideraron especialistas.

Rodolfo Campuzano, director de Estrategia y Gestión de portafolio del Banco Invex, explicó que es muy grande la posibilidad de que el Banco de México ajuste el mecanismo de subastas, ya sea a través con un mayor monto de venta de divisas o un menor nivel de variación del tipo de cambio para la activación de las subastas, debido “a que el dólar continúa revaluándose contra todas las monedas”.

Gabriel Casillas y Delia Paredes, economistas de Banorte, comentaron que “no descartamos posibles ajustes al mecanismo de intervención del Banco de México, ya sea en el monto o en la fórmula para determinar el tipo de cambio mínimo”.

Lo anterior porque el peso seguirá afectado “por la elevada incertidumbre alrededor del comunicado de política monetaria de la Fed el 18 de marzo, con la posibilidad de que el movimiento de depreciación lleve al peso a niveles más débiles”.

Otro común denominador de los análisis de los grupos financieros es que consideran que es inminente una subida de tasa de interés por parte del Banco de México, como medida preventiva para evitar el traspaso de la depreciación cambiaria hacia una mayor inflación.