Lima. La economía de Perú habría crecido un 5,5% en enero debido a una importante recuperación en los sectores ligados a la demanda interna, que habría sido contrarrestada por un menor desempeño de los sectores primarios, mostró un sondeo de Reuters.

Las estimaciones de los 16 analistas locales y extranjeros consultados oscilaron entre tasas de crecimiento de entre un 5% y un 6,5%.

La mediana resultante de las proyecciones augura que la economía habría desacelerado levemente su ritmo respecto de diciembre, cuando creció un 5,96%.

La economía peruana se expandió un 6,92% en el 2011, una de las tasas más altas de Latinoamérica impulsada por los sectores ligados a la demanda doméstica.

Los analistas consultados coinciden en que el repunte de la inversión pública -básicamente en obras de infraestructura- será el principal propulsor del crecimiento de la economía peruana.

"Los sectores no primarios ligados a la demanda interna continuaron con el dinamismo en enero. El sector construcción habría tenido un crecimiento de alrededor de un 5%, mientras que el rubro del comercio, una expansión cercana al 7%", dijo Pablo Nano, analista de Scotiabank.

En el primer mes del 2012, la economía local -basada en la exportación de minerales- habría experimentado sin embargo una ligera desaceleración frente a diciembre ante un menor desempeño de los sectores primarios, pero podría recuperar terreno durante el año en línea con las expectativas del gobierno.

El Ministerio de Economía y Finanzas elevó sus proyecciones de crecimiento económico del país para este año a un 5,7% desde un 5,4%, en medio de un entorno externo más favorable que lo esperado y una demanda interna sostenida.

Las empresas financieras hicieron lo propio y ahora estiman un crecimiento económico del 5,3% en el 2012 frente al 5,2% que proyectaban el mes anterior.

De acuerdo a datos adelantados del Gobierno, el consumo interno de cemento, clave en la industria de la construcción, aumentó un 4,52% interanual en enero.

Sin embargo, los sectores primarios serían los que habrían limitado el avance económico en el primer mes del año.

El rubro de minería e hidrocarburos de Perú se contrajo un 1,47% interanual en enero afectado por un menor bombeo de crudo y gas y un declive en la extracción de metales.

Perú -el segundo productor mundial de cobre y el sexto de oro- tiene en la minería uno de los motores de su economía, pues las exportaciones de metales representan casi el 60% de los envíos totales del país.