A pesar de la violencia asociada al narcotráfico, México se ha convertido en un lugar de predilección para las inversiones extranjeras, sobre todo por el aumento de los sueldos en China.

“Prevemos que México superará a Brasil para convertirse en número uno en América Latina en el 2022, respaldado por un fuerte crecimiento y un aumento de su productividad”, estimaron analistas del grupo Nomura, firma financiera con sede en Asia.

La economía mexicana tuvo un crecimiento de 3,9% en el 2011 y su banco central prevé hasta 4,25% para este año. El crecimiento de Brasil se redujo a 2,7% el año último, y se prevé solo 1,6% para el 2012.

La desaceleración se registra después de que Brasil tuviera “una década dorada” alimentada por el apetito de China por materias primas, luego de la entrada del gigante asiático en la Organización Mundial del Comercio, en el 2001.

Paralelamente, México está al inicio de una “nueva era” en un momento en que más industrias se establecen en su territorio debido al creciente costo de la mano de obra en China, asegura Nomura.

El Boston Consulting Group, una consultora de gestión global, estima que es más atractivo fabricar en México que en China.

“Creemos que este año los costos de producción en México son iguales o inferiores a los de China”, dijo Hal Sirkin, socio de la consultora estadounidense.

Los salarios medios eran US$3,06 por hora en México en el 2010 contra US$2,72 en China; para el 2015 llegarán a US$5,30 en China contra US$3,55 en México, explicó Sirkin.