Santiago. La inflación en Chile se aceleró a su mayor ritmo en un año y medio en marzo, lo que afianzó las expectativas de que el Banco Central elevará la tasa referencial de interés en 50 puntos base la próxima semana, pese a la fuerte apreciación del peso frente al dólar.

El estatal Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó el viernes que el Indice de Precios al Consumidor (IPC) se elevó un 0,8%en marzo, en línea con lo esperado por el mercado, aunque fue su mayor variación mensual desde septiembre del 2009. La inflación subyacente llegó al 0,4%.

El incremento inflacionario confirma el reciente ajuste al alza que hizo la autoridad monetaria en su estimación del desempeño de los precios de este año.

"La inflación es un problema", dijo el presidente del Banco Central, José De Gregorio, en un evento poco después de que el INE informara la cifra de marzo.

"La inflación, que nosotros hace unos meses preveíamos terminaría el año en 3,3%, ahora nuestra previsión es que el año va a terminar en 4,3%", agregó.

En el alza de los precios al consumidor influyeron principalmente los rubros de educación, alimentos y transporte.

La inflación medida en 12 meses a marzo saltó a un 3,4%, desde el 2,7% acumulado al mes anterior, por lo que podría ponerse en riesgo el rango meta del Banco Central de entre un 2% y un 4%.

"La aceleración en el crecimiento de la economía nacional, conducente al cierre de holguras de capacidad y el aumento en los precios internacionales, consiguieron impulsar a la inflación no sólo por sobre el 3%, sino que además a la parte superior del rango meta", dijo la correduría Bice.


Tras conocerse los datos de inflación de marzo, una mayoría del mercado estimó que el instituto emisor subirá la Tasa de Política Monetaria (TPM) en medio punto porcentual en su reunión del próximo martes.

De un total de 15 analistas y economistas consultados en un sondeo de Reuters, 13 apuestan a que el Banco Central subirá nuevamente 50 puntos base, tal como ocurrió en marzo, para enfrentar un escenario de mayores presiones inflacionarias.

La apuesta del mercado tomó vuelo a principios de semana, luego de conocerse que el desempeño de la actividad en febrero se disparó un 7,2% interanual, en medio de expectativas del Banco Central y del Gobierno de que en marzo la economía habría crecido por arriba de dos dígitos.

"En este contexto, dadas las cifras de precios y de actividad que se dieron a conocer durante la semana, reafirmamos nuestra expectativa de un alza de 50 puntos base en la próxima reunión de política monetaria, para ubicar la TPM en 4,5%", auguró la corredora Banchile en un reporte.

El Banco Central elevó inesperadamente en marzo la tasa de interés referencial en 50 puntos base, un ritmo mayor al de meses previos, debido a mayores expectativas inflacionarias y un sólido desempeño de la actividad doméstica.

La preocupación del instituto emisor por la inflación ocurre en medio de la mayor fortaleza del peso y los recientes comentarios del jefe del Banco Central sobre que se sentían cómodos en la institución con el plan de intervención cambiaria lanzado en enero.

Pero la intervención del peso ha tenido un efecto acotado y una eventual alza de tasas podría atraer más capitales externos en busca de mejores rendimientos de tasas.

El peso chileno subía en la jornada casi un 0,5% frente al dólar y se acercaba a los niveles pre-intervención, impulsado por expectativas de nuevas alzas de la tasa clave.