El consenso de los economistas observa una desaceleración marcada de la economía mexicana en el primer trimestre del año, con un crecimiento de entre 0,25% y 0,30% respecto del último trimestre del año pasado, por lo que esperan que el Banco de México baje ligeramente su rango de proyección de crecimiento en su informe de inflación del primer trimestre del año, que se presenta esta tarde, así como que la Secretaría de Hacienda baje aún más su previsión el jueves, cuando se difunda el dato del PIB.

[[wysiwyg_imageupload:5787:]]

 

 


Especialistas de Banorte afirmaron que “en nuestra opinión, los participantes del mercado estarán particularmente atentos a una posible revisión a la baja del rango pronosticado del PIB de México para 2015”.

Eduardo González, economista de Banamex, expresó a Excélsior que “la probabilidad de que el Banxico ajuste levemente su proyección de crecimiento a la baja existe, por los argumentos que ha manejado en sus minutas y en los comunicados de política monetaria; probablemente el ajuste no sea tan fuerte”.

Lo que es casi seguro es que la Secretaría de Hacienda sí baje su rango de previsión de crecimiento, que está bastante alto, entre 3.2 y 4.2 por ciento, lo que arroja un promedio de 3.7 por ciento, cifra muy elevada respecto de la estimación de Banxico y el consenso del mercado”, subrayó.
El consenso del mercado disminuyó su proyección de crecimiento del PIB a 2.88 por ciento en la encuesta que elaboró Banxico entre los especialistas en abril, mientras que en marzo estimaban un avance de 2.95 por ciento.

La proyección de crecimiento del PIB para este año del Banco de México es de un rango de 2.5 por ciento a 3.5 por ciento, mientras que para 2016 lo calcula entre 2.9 y 3.9 por ciento.

Analistas de BBVA Bancomer precisan que la marcada desaceleración de la economía mexicana del primer trimestre del año se reflejará en un crecimiento de 0.25 por ciento, respecto del último trimestre del año pasado.

Destacó que, debido a los pobres datados de la producción industrial, que cayó 1.4 por ciento en términos anuales, resultado que estuvo por debajo de lo esperado por el mercado, se confirma la expectativa de un débil primer trimestre del año.