El Boletín Focus, elaborado semanalmente por el Banco Central brasileño, señaló que la inflación en este año será del 8,26%, una cifra que representa un mínimo aumento sobre el 8,25% que se tenía previsto la semana anterior.

El mercado financiero brasileño elevó sus previsiones de inflación y de contracción del Producto Interior Bruto (PIB) del país para 2015, de acuerdo con el informe semanal difundido por el Banco Central.

El Boletín Focus, elaborado semanalmente por la autoridad monetaria con entrevistas a un centenar de analistas, señaló que la inflación en este año será del 8,26%, una cifra que representa un mínimo aumento sobre el 8,25% que se tenía previsto la semana anterior.

Para 2016, el cálculo de los expertos se mantuvo en 5,60%, recuerda un despacho de la agencia de noticias EFE.

Las recientes proyecciones del mercado financiero coinciden con la previsión del 8,2% anunciado por el Gobierno en abril pasado dentro del proyecto de ley de directrices de presupuesto que fue enviado al Congreso para su aprobación.

Tanto las previsiones del Gobierno como las del mercado sobrepasan el techo máximo de la meta oficial fijada en 4,5% con dos puntos porcentuales de tolerancia (6,5%).

De confirmarse las proyecciones para 2015, sería la mayor inflación anual desde 2003, cuando el índice alcanzó el 9,3%.

En cuanto a la evolución de la economía para este año, el cálculo de los economistas del sector privado fue de una contracción del 1,18%, que aumenta el pronóstico de caída del 1,10% que se tenía hace una semana y en ambos casos significaría un resultado inédito desde 1990.

Esta es la decimoctava semana seguida en la que los analistas bajan su previsión del PIB, que en 2014 creció 0,1%.

La proyección de crecimiento económico para 2016, en tanto, se mantuvo en el 1%.