Mientras que en Venezuela algunos analistas aún discuten sobre la veracidad o no de las cifras del Banco Central acerca del crecimiento de la economía, los mercados internacionales ya "fijaron" una posición al disminuir el riesgo país, lo que mejora la percepción de los bonos soberanos de la República y de Pdvsa.

Significa que los mercados internacionales sí le "compraron" al gobierno el resultado de 4,5% del Producto Interno Bruto para el primer trimestre.

Algunos analistas locales consideran que los resultados del Producto Interno Bruto (PIB) para el primer trimestre del año no son más que "la recuperación de lo que se perdió durante dos años de recesión".

Sin embargo, calculan que el riesgo país (Embi) "tendrá una perspectiva estable y Venezuela mantendrá su capacidad de pago".
La volatilidad del mercado siempre será directamente proporcional al comportamiento de la economía y a las decisiones gubernamentales.

Para la firma Ecoanalítica, la economía venezolana crecerá este año entre 2% y 3%, lo que se traduce en una mejora en el desempeño económico.