Brasilia. Los analistas del mercado financiero han vuelto a recortar sus previsiones de crecimiento para la economía de Brasil en 2014, que eran del 1,69% hasta la semana pasada, y las han situado ahora en 1,63%, informó el Banco Central.

El pronóstico aparece en el Boletín Focus, publicación semanal del Banco Central en la que se consulta la opinión de un centenar de expertos de entidades financieras privadas sobre el rumbo de la economía nacional, que por segunda semana consecutiva han reducido sus expectativas de crecimiento para este año.

En la edición publicada este lunes, los analistas mantuvieron en un 2% sus previsiones de crecimiento para la economía brasileña en 2015, pero al mismo tiempo aumentaron sus proyecciones para la inflación, tanto para este año como para el próximo.

En relación a 2014, calcularon que la inflación será del 6,35%, mientras que para 2015 la situaron en 5,84%, en ambos casos dentro del margen de tolerancia de dos puntos porcentuales establecido como tope por el Gobierno, que es del 4,5%.

Los analistas también mantuvieron sus proyecciones en torno a las inversiones extranjeras que recibirá Brasil, que calcularon en unos US$60.000 millones en 2014 y US$55.000 millones en 2015.