Los especialistas del sector privado disminuyeron su expectativa de crecimiento del producto interno bruto (PIB) real para el 2015 en su encuesta de abril, recabada por el Banco de México (Banxico) entre 36 grupos de análisis y consultoría económica, a 2,88%, desde 2,95% previo.

Al considerar sólo el pronóstico del cuarto mes del 2014, la reducción fue de 1.03 puntos porcentuales, de acuerdo con datos del banco central.

Con estos resultados, las perspectivas de los analistas sobre el dinamismo de la economía mexicana registran ocho meses consecutivos con recortes.

Sobre la probabilidad media de que en alguno de los próximos trimestres se observe una reducción en relación al periodo anterior en el nivel del PIB real, ajustado por estacionalidad, ésta ascendió en comparación a la encuesta de marzo para los primeros nueve meses del año: en el primer tercio de 8,79 a 13,82%, en el segundo de 5,64 a 6,35%, en el tercer de 8,79 a 9,24% y en el cuarto de 7,07 a 7,00%.

[[wysiwyg_imageupload:5731:]]

En cuanto a la distribución de las respuestas de los especialistas consultados por Banxico respecto a los factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico del país en los próximos meses, destacan problemas de inseguridad pública (20,0% de las respuestas y el de mayor frecuencia por décimo séptimo mes al hilo); plataforma de producción petrolera (15,0%); inestabilidad financiera internacional (13,0%); debilidad del mercado externo y la economía mundial (12,0%); debilidad en el mercado interno (10,0%), y precio de exportación del petróleo (9,0 por ciento).

Si bien durante el 2014 la actividad económica de México mostró un mejor dinamismo en relación al 2013 (1,4 a 2,1% real), todavía está lejos de las variaciones mostradas después de la reciente crisis económica y financiera (entre 4,0 y 5,1%).

[[wysiwyg_imageupload:5733:]]

Pesa a una cierta mejoría registrada el año pasado, el panorama aún pinta desalentador para el 2015. La previsión de 2,88% del sector privado se colocó lejos del rango estimado del PIB de la Secretaría de Hacienda (entre 3,2 y 4,2%.)

En su último informe trimestral, el banco central también redujo su intervalo de crecimiento, de 3,0 y 4,0% previo a 2,5 y 3,5%, tomando en cuenta los niveles bajos del precio del petróleo, la tendencia a la baja de la plataforma de producción petrolera, la debilidad del consumo privado, así como la consolidación fiscal

Resultados mixtos.  Respecto a la inflación general, los analistas estimaron que cerrará este año en 3,07%, por debajo de 3,11% calculado en marzo, mientras las expectativas de inflación subyacente, que excluye precios volátiles, tuvieron las misma dinámica (de 2,87 a 2,80%).

En el objetivo del Banco de México para la tasa de fondeo interbancario, sobresale que, en promedio, los analistas económicos pronostican que éste permanecerá en niveles cercanos a la meta actual de 3.0% hasta el tercer trimestre del 2015.

Del periodo octubre-diciembre de este año al primer trimestre del 2017, los especialistas anticipan en promedio una tasa objetivo mayor a la actual, entre 3,49 y 4,49%, cuando en la encuesta anterior el rango se encontraba, para el mismo periodo, entre 3,62 y 4,69%.

Los pronósticos del nivel de la tasa de interés del Cete a 28 días de la encuesta de abril para el cierre de este año descendieron respecto a marzo, de 3,61% a 3,53%.

Las expectativas recabadas en abril el tipo de cambio del peso frente al dólar estadounidense para el cierre del 2015 se revisó al alza (depreciación), de 14.79 a 14.95 pesos.

Disminuyó la previsión de los especialistas en cuanto a la tasa de desocupación, respecto al mes previo, para el término de este año (4,08 a 4,03%).

Para el 2015, en comparación con el mes anterior, los analistas revisaron a la baja el déficit comercial de US$7.445 millones a US$5.763 millones y el déficit de la cuenta corriente de US$29.305 millones a US$28.352 millones. Los flujos de entrada de recursos por concepto de inversión extranjera directa aumentaron ligeramente, de US$25.050 millones a US$25.128 millones.

Las perspectivas de crecimiento del PIB de Estados Unidos durante este año sufrieron su tercer recorte al hilo, y en el reporte de abril quedó en 2.81%, frente a 2.93% previo.