Río de Janeiro. Los economistas del mercado financiero redujeron desde el 2,98% de hace una semana hasta el 2,93% del sondeo divulgado este lunes por el Banco Central su previsión para el crecimiento de la economía brasileña este año.

Es la segunda semana consecutiva que los analistas reducen su proyección para el Producto Interior Bruto (PIB) de Brasil en 2013, tras haberla mantenido inalterada en el 3% por más de un mes.

La nueva previsión consta de la edición divulgada este lunes del boletín Focus, un sondeo que el Banco Central realiza semanalmente entre economistas y analistas de un centenar de instituciones financieras.

El ministro de Hacienda, Guido Mantega, que desde comienzos del año proyectaba una expansión económica superior al 4% en 2013, también redujo su previsión recientemente y ahora espera un crecimiento de entre el 3% y el 4%.

Pese al menor optimismo en torno a la situación económica este año, los economistas consultados mantuvieron por undécima semana consecutiva su proyección de crecimiento del 3,5% para la economía brasileña en 2014.

Las previsiones indican que los economistas esperan una ligera recuperación tras la desaceleración de los dos últimos años.

Tras haber registrado una expansión del 7,5% en 2010, el crecimiento de la economía brasileña sólo fue del 2,7% en 2011 y del 0,9% el año pasado.

En cuanto al comportamiento de los precios, los analistas elevaron su previsión para la inflación este año desde el 5,80% hace una semana al 5,81% en el sondeo divulgado este lunes.

Para 2014 los analistas esperan una inflación del 5,80%.

Estas previsiones indican que la inflación tanto en 2013 como en 2014 estará por encima del centro de la meta del gobierno, del 4,5% anual, aunque dentro del margen de tolerancia, que es de 2 puntos porcentuales, lo que permite que el índice llegue hasta el 6,5%.

Igualmente indican que los economistas esperan una ligera desaceleración de la inflación ya que, según los datos oficiales, la tasa acumulada en los últimos doce meses hasta abril era del 6,49%.

La inflación de este año y del próximo, según las mismas proyecciones, será inferior a la de 2012 (5,84%) y a la de 2011 (6,50%).

La previsión de inflación de los economistas para este año es próxima al 5,70% proyectado por el Banco Central.