Berlín. La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó que la regulación de fondos de inversiones y otras entidades financieras debe ser un "tema central" en la próxima cumbre de los líderes del G20, que se celebrará en Australia en otoño.

En su intervención ante la Conferencia Anual del Consejo de Desarrollo Sostenible, la jefa del gobierno alemán destacó "el riesgo de que, con una regulación mejorada de los bancos, todos los peligros deriven a los 'bancos en la sombra' no es sólo teórico, sino muy real según los expertos".

Por eso, el G20 debe retomar este asunto, del que se lleva hablando desde hace años aunque sin progresos, argumentó la jefa del Gobierno alemán: "Alemania quiere convertirlo en un tema central".

Merkel reconoció, no obstante, que es "extremadamente difícil" lograr un consenso internacional para regular a todas las entidades financieras que funcionan en la práctica como bancos pero que no tienen licencia de entidad financiera.

La recuperación global tras la crisis financiera resta presión a los líderes para trabajar en este asunto, agregó.

Elke König, jefa del regulador financiero alemán, Bafin, afirmó hoy en declaraciones al diario económico "Handelsblatt" a este respecto que para supervisar a los denominados 'bancos en la sombra' hace falta una "regulación global".