Hanover. La canciller alemana, Angela Merkel, dijo este martes que recibió garantías de la presidenta Dilma Rousseff de que Brasil participará en una recapitalización del Fondo Monetario Internacional, que podría ayudar a elevar los recursos para enfrentar la crisis de la zona euro.

Ambas líderes dijeron a la prensa tras una reunión en una feria comercial de Hanover que habían discutido sobre las preocupaciones de Rousseff de que la inundación de dinero barato de los países industrializados, incluyendo las operaciones de liquidez del Banco Central Europeo, perjudicaran a las naciones como Brasil al generar una apreciación de sus monedas.

Merkel dijo que le había asegurado a Rousseff que estas medidas eran solo temporales y que apuntaban a ayudar a concretar reformas en la zona euro con el fin de frenar la crisis de deuda. Brasil ha instado a Europa a estabilizar al euro antes de que el FMI pueda elevar su capital y liberar más fondos para los países endeudados de la zona euro como Grecia.