Berlín, Xinhua. La canciller de Alemania, Angela Merkel, realizó en un discurso una apasionada petición para la solidaridad entre las naciones de la eurozona y rechazó la noción de una "unión de deuda".

Durante su discurso pronunciado en el festival folclórico Gillamoos en la provincia de Bavaria, en el sur de Alemania, Merkel dijo que países como Grecia, Portugal y España están atravesando por un momento difícil y "merecen nuestra solidaridad".

"Deseamos que puedan superar estas dificultades", dijo Merkel en su discurso de 30 minutos pronunciado ante unas 3.000 personas en uno de los puestos de cerveza del festival.

El secretario general del CSU, Alexander Dobrindt, quien acompañó a Merkel en el festival, recientemente generó fuertes críticas cuando dijo que era inevitable que Grecia abandonara la eurozona, incluso con la coalición gobernante de centro-derecha.

Merkel reiteró que en este momento, Grecia, Portugal y España tendrán que avanzar con la implementación de sus programas de reforma a pesar de las dificultades.

La llamada "Dama de Hierro" dijo que se opone con fuerza a la unión de la deuda soberana en la eurozona y reafirmó que "queremos a Europa en una unión de estabilidad, no en una unión de deuda".

"El hecho de que Europa no ha experimentado guerras en los últimos 67 años es algo que nadie debe dar por sentado en todo el mundo", dijo Merkel, quien elogió los esfuerzos para promover la paz durante el proceso de integración europea.

Merkel agregó que Europa debe seguir cooperando unida. "Ninguna nación europea puede lograrlo sola", dijo Merkel.

El festival en Abensberg coincide con la reunión política más grande en Bavaria, el llamado Miércoles de Ceniza Político.