Dublin. La Comisión Europea quiere cerrar de manera paulatina el nacionalizado Anglo Irish Bank mientras que la gerencia aún cree que sería mejor mantener una parte funcionando, dijo el presidente ejecutivo del banco en una entrevista con el Sunday Business Post.

"La Comisión Europea dice, 'este banco ha perdido 25.000 millones de euros (US$33.500 millones) y no merece sobrevivir', y está en lo correcto. Pero lo que tenemos es un sistema bancario disfuncional", dijo en la entrevista el jefe del banco, Mike Aynsley, según una cita divulgada.

Inversores ven el creciente costo de rescatar al Anglo Irish y la incertidumbre por su destino como una amenaza a la solvencia de Irlanda y como el siguiente foco de problemas en la zona euro después de Grecia.

El ministro de Ciencia y Tecnología, Conor Lenizan, dijo este sábado que el banco sería "desactivado", la señal más reciente del Gobierno respecto a que está a punto de ceder ante la creciente presión política para que lo cierre.

El Sunday Times reportó sin citar fuentes que el ministro de Finanzas, Brian Lenizan, preguntaría en su reunión del próximo lunes con el Comisario de Competencia Europea, Joaquin Almunia, si Anglo Irish, puede ser reducido durante un período de hasta 15 años, sosteniendo que un cierre rápido sería muy costoso.