El nivel de actividad económica Argentina en su conjunto, creció 8,6% durante agosto en relación a igual mes del 2010, impulsada por el comercio internacional, el consumo interno y la industria, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

La dependencia oficial, al difundir las cifras del Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE), precisó que agosto presentó una suba del 0,6 % en relación a julio y que acumula un crecimiento del 9,2% en los primeros nueve meses del año.

El crecimiento económico de agosto estuvo impulsado por un aumento del 43% en las importaciones, a US$7.616 millones, mientras que las ventas sumaron US$8.255 millones, con un crecimiento del 25%. Todo esto dejó un superávit de US$640 millones, un 39% menos que igual mes del 2010.

En el detalle, el crecimiento de las ventas respecto al mismo mes del año anterior resultó por el aumento del 20% en los precios, del 8% en las cantidades.

Otro de los factores que ayudó al crecimiento económico, fue el consumo interno. Según la medición que realiza el INDEC en los supermercados, las ventas de agosto estuvieron un 18,5% por encima de las de igual mes del 2010. En tanto en los grandes centros la mejora fue del 33,7% interanual, impulsado por el crédito al consumo.

La industria, que venía mostrando importantes crecimientos, durante agosto tuvo un desempeño más acotado, con un aumento del 5,5%, alentado por un aumento del 17% en la producción automotriz, 10,2% en el sector metalmecánico, y del 11 % en la elaboración de productos ligados a la construcción.

Por su parte, la actividad de la construcción tuvo durante agosto un alza interanual del 7,3%, la menor marca desde el 4,3% de marzo.

El gobierno estimó para este año un crecimiento del PBI en torno al 9%, y del 5,1% para el año próximo.

Desde el sector privado, una encuesta difundida la semana pasada en el marco del Coloquio de IDEA dio cuenta que ocho de cada diez empresarios consideran que la situación económica será igual, por lo menos hasta abril, y consideran que la actual crisis económica mundial podrá beneficiar al país.

En base al relevamiento efectuado durante la última semana de septiembre por la consultora D´Alessio IROL, el 48% de los consultados dijo que la situación económica estará igual, otro 30% sostuvo que será “moderadamente mejor”, y 2% prevé que será “mucho mejor”.

Solo el 17% estima que la situación será “moderadamente peor” y un 3% que la vislumbra como “mucho peor”.

En tanto, el 32% de los consultados consideró que la crisis internacional “no los afectará”, a los que se sumó otro 23% que respondió que generará cambios “algo positivo” y otro 3% que los ve como “muy positivo”.

Los empresarios que consideran que la crisis los afectará de manera de manera desfavorable, se reparten un 37% en los que lo ven como “algo negativo” y un 5% como “muy negativo”.