En el encuentro también avanzaron en la planificación de los más de US$6.000 millones en créditos previstos por el BID para el país para los próximos años.

Lorenzino, en diálogo con la prensa, dijo que junto a Moreno "repasamos otros programas que están incluídos en la cartera y otros que pensamos priorizar como el programa para el río Reconquista" que será incluído "proximamente dentro de la cartera prestable del BID".

El ministro señaló que en el encuentro con el titular del BID, "trabajamos especialmente en todo lo que tiene que ver con el crédito de emergencia que el Banco otorgó a Argentina en relación con la desgracia que sufrimos todos los argentinos en La Plata".

En este sentido, el organismo interamericano ratificó su "compromiso irrestricto de hacer los mayores esfuerzos para que ese desembolo para ese crédito llegue a la brevedad posible y a los que necesitan", tras la reciente inundación que afectó a la capital de la provincia de Buenos Aires.

Además, "trabajamos en la planificación de lo que se viene: más de US$6.000 millones en créditos que el BID tiene previstos para los próximos años", explicó Lorenzino mencionando que también fueron abordados "los aspectos que tienden a la implementación en tiempo y forma y en función de las necesidades que la Argentina viene teniendo".

El ministro de Economía está en la ciudad de Washington participando de las reuniones de primavera que anualmente llevan adelante el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), en sus cedes de la capital norteamericana.

El BID cuenta con un conjunto de instrumentos financieros para la atención de la gestión de de riesgos de desastres que le permiten apoyar en forma integrada las tres fases conceptuales del ciclo: la previa, la emergencia y sus consecuencias.

El financiamiento de hasta US$20 millones para enfrentar las consecuencias de la inundación estará disponible en un plazo máximo de 60 días.

En la reunión, Lorenzino y Moreno analizaron también el estado de avance de una serie de préstamos que el BID otorgará a la Argentina para la reconstrucción ambiental del Río Reconquista, y la programación 2012-2013 que aprobó por un monto total de US$1.390 millones, un 5,9% mayor en relación con el año anterior.