Buenos Aires. El gobierno argentino acusó a los fondos especulativos que litigan contra el país en tribunales de Nueva York de organizar una "campaña de hostigamiento" con el objetivo de "atacar el proceso productivo y la capacidad exportadora" de Argentina.

En un comunicado, la Cancillería denuncia de manera especial las "agresivas acciones" llevadas a cabo por el fondo NML, con sede en las islas Caimán, "cuyo propietario es el especulador internacional Paul Singer".

"Los lobbys de los fondos buitre realizaron ayer una presentación en el Congreso de Estados Unidos a fin de presionar políticamente para que se impida la apertura de las exportaciones argentinas de carne a dicho país", señala el Ministerio de Relaciones Exteriores en el texto.

"Los buitres acusan falsamente a la Argentina de perseguir el objetivo de minar los estándares de seguridad y salud animal en Estados Unidos", añade.

La Cancillería recuerda que la Organización Mundial de Sanidad Animal "ha reconocido formalmente el estatus de Argentina como país libre de AFTOSA sin vacunación en la región de Patagonia Sur (mayo de 2002), y Patagonia Norte B (mayo de 2007)".

También, "como libre de AFTOSA con vacunación en todo el territorio argentino desde Río Negro hacia el norte (mayo de 2007)", un reconocimiento "que se mantiene vigente en la actualidad".

"Argentina, famosa mundialmente por la calidad de sus carnes abastece a más de 50 países de altísimos estándares sanitarios, incluyendo a la Unión Europea. Lo que representa un claro respaldo a los estándares de seguridad de nuestra producción de alimentos", subraya el comunicado.

Por eso, según la Cancillería, "queda claro a partir de este nuevo episodio de lobby en contra de los intereses argentinos, que los fondos buitre sólo pretenden extorsionar al pueblo argentino sin medir las consecuencias del daño que ocasionan con tal de obtener un beneficio económico usurario".

También hoy el Gobierno argentino publicó un aviso en los principales periódicos del país en el que afirma que "no es un mito" que los fondos litigantes sean "buitres".

"En una nueva demostración de su modus operandi, los fondos buitres injurian y amenazan públicamente a Argentina. Su objetivo: extorsionar al país para obtener una ganancia de más del 1.600 % a costa del bienestar de nuestro pueblo", afirma el aviso.

El aviso fue publicado en coincidencia con la segunda reunión que representantes de Argentina mantienen hoy en Nueva York con Daniel Pollack, designado por el juez neoyorquino Thomas Griesa para mediar con los fondos litigantes.

Los fondos de inversión querellantes lograron un fallo a favor en la Justicia de Nueva York para cobrarle a Argentina deudas por US$1.500 millones, entre capital e intereses, por bonos en mora desde 2001 y que no ingresaron a los canjes de 2005 y 2010.

El fallo mantiene congelado el pago de compromisos de deuda de Argentina a los acreedores que sí aceptaron las reestructuraciones, por lo que el litigio, de no encontrarse una solución, pone al país al borde de la suspensión de pagos.