Buenos Aires. Los precios de los pasajes del transporte público en Argentina subirán escalonadamente en el área metropolitana de Buenos Aires durante 2018, dijo este miércoles el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

Los aumentos, que comenzarán a regir desde febrero y se volverán a actualizar en abril y junio, se aplicarán a los transportes de autobús, trenes y subterráneos. Sin embargo, estos no logran eliminar los cuantiosos subsidios estatales al transporte de pasajeros.

La tarifa mínima de los autobuses, actualmente de 6 pesos (US$0,322), será de 8 pesos (0,43 dólares) en febrero, 9 pesos (US$0,483) en abril y 10 pesos (US$0,537) en junio.

El ministro señaló que se mantendrán las tarifas sociales, con un descuento del 55%, y que se implementarán descuentos cuando se deban realizar trasbordos para completar un viaje.

Los usuarios pagarán un 50% del precio del segundo medio que utilicen y el 25% del tercero, en un lapso de 2 horas, explicó.

Esto en la práctica haría más barato el transporte de muchos argentinos que se movilizan desde zonas suburbanas para trabajar en el centro de la capital.