El nuevo financiamiento, aquél que no incluye reestructuraciones de deuda ni productos estructurados, alcanzó los $1.620 millones (US$353,3M) en julio último, lo que representó un crecimiento de 58% con respecto a junio, y un aumento de 4% interanual.

Así lo destacó la Comisión Nacional de Valores (CNV), cuyo presidente, Alejandro Vanoli, destacó que "ese aumento se da a pesar de la grave crisis financiera global que ha retraído el financiamiento en los mercados de todo el mundo".

"Como anticipó ayer la presidenta Cristina Fernández, la fuerte suba en la emisión de fideicomisos financieros de consumo de éstos meses denota que se sostiene el consumo y anticipa una recuperación de tasas de crecimiento más altas en los próximos meses”, sostuvo Vanoli.

Subrayó que "esto se explica por las medidas anticíclicas de estímulo al mercado interno que ha adoptado el gobierno nacional para compensar los factores externos de desaceleración”.

Este nuevo financiamiento se compuso en julio de $1.191 millones (US$259,9), 74%, correspondientes al monto colocado en fideicomisos financieros y $429 millones a obligaciones negociables (ON), en tanto que no hubo emisión de acciones.

Con respecto a los fideicomisos, se emitieron $1.191 millones (US$259,9M), lo que representó un crecimiento mensual de 124% y un aumento interanual de 32%.

En lo referente a las ON, se colocaron por $429 millones (US$93,6M), cifra 13% mayor a la de junio; y 34% por encima de la de julio del año pasado.