Argentina cada vez se aleja más de pertenecer al codiciado grupo de países con "grado de inversión", que son aquellas naciones que generan casi el 80% del PIB de América Latina y  que consiguen fondos con bajas tasas de interés que bordean el 5%.

Entre los países  miembros del codiciado "club", se encuentran: Chile, México, Brasil, Perú y Colombia, economías pujantes y con crecimiento sostenido.

Uruguay por su parte, aunque no está formalmente en la zona "grado de inversión", los mercados ya lo consideran como uno más, de otra forma no podría emitir deuda en dólares a 5 y 10 años a menos del 5% anual.

Por la vereda del frente, las naciones con "alto riesgo de inversión", según las clasificadoras son: Argentina, Venezuela, Ecuador, Bolivia y Paraguay, países en que los costos de créditos no desciende del 10% anual, según menciona Clarin.

Lo anterior, sería una de las principales dificultades del gobierno de Cristina Fernández, puesto que las clasificadoras sostienen, que el no acceso al mercado de capitales internacional, es uno de sus principales contrapuntos para mejorar la nota.

La falta de una solución completa para la deuda en default, así como el atraso con el Club de París y la escasa relación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) son aspectos que le juegan en contra al gobierno argentino.

La diferencia de tasas de interés, es una de las causas de por qué las empresas argentinas pasan a manos extranjeras, ya que que pagan costos muy bajos para endeudarse y tomar los fondos con los que finalmente pagan la compra, indican los analistas.