El titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social afirmó que en el último tiempo el Estado ha recibido menos juicios con relación a los pagos de los haberes previsionales.

Bossio detalló que de los casi 334.000 nuevos jubilados de este año, "sólo iniciaron juicios 454 o sea el 0,14%" de ese total y que esto constituye una tendencia irreversible.

El director Ejecutivo de la ANSES lo expresó durante su exposición ante la Comisión Bicameral de Control de los Fondos de la Seguridad Social del Congreso, en la que informó a legisladores los indicadores de su gestión al frente del organismo previsional.

"Las demandas contra el Estado cayeron a partir de la sanción de la Ley de Movilidad Jubilatoria" ocurrida en octubre de 2008, afirmó Bossio.

Asimismo, comentó que en los últimos doce meses se pagaron alrededor de 42.000 sentencias y que este año ese número llegará a unas 45.000.

Además, más de 32.000 sentencias se encuentra en la Anses en proceso de liquidación.

Bossio recordó que "la ley nos obliga a apelar" los juicios, pero que, sin embargo, en los últimos cinco años hubo 24.000 casos en los que se liquidaron los haberes sin apelar ante la justicia.

"El Estado argentino está recomponiendo la desidia de muchos años. Hacemos un esfuerzo inhumano" en la administración de la Anses, subrayó, al tiempo que enumeró que "el descalabro y el corrimiento del Estado no fueron gratis".

El director ejecutivo de la Anses reiteró que durante la actual gestión "se aplica correctamente la movilidad jubilatoria y los juicios son cada vez menos".

A modo de conclusión, Bossio dijo que en la Anses "estamos sanando heridas de un Estado que lastimó donde más dolía".