Buenos Aires. El ministro de Economía, Amado Boudou, informó este miércoles que los inversionistas que tenían US$12.670 millones en bonos incumplidos de Argentina aceptaron la última oferta de canje del gobierno por deuda nueva, lo que equivale a cerca de 66% de los US$18.300 millones pendientes.

La cifra superó la meta del gobierno de 60% e implica que, si se incluye el canje anterior realizado en 2005, se ha canjeado 92,4% de los bonos que el gobierno declaró en cesación de pagos a fines de 2001, dijo el ministro.

El canje de deuda concluyó este martes, como estaba previsto, y no ha sido extendido, sostuvo Boudou.

El gobierno no tiene prisa para solicitar nuevamente dinero en los mercados internacionales, señaló el ministro.

Si bien ese había sido uno de los principales objetivos del canje de deuda, la caída de la confianza en los mercados internacionales de capital, debido a los problemas en Europa, hicieron que el gobierno no pudiera reducir por debajo de 10% la tasa de interés que tendría que pagar.

Argentina está emitiendo mayoritariamente nuevos bonos por la deuda incumplida. El gobierno emitirá hasta US$2.000 millones en bonos Par al 2038 y US$3.500 millones en bonos Descuento al 2033.

Un total de US$943 millones de bonos Global al 2017 se emitieron a los grandes inversionistas institucionales en lugar de pagos en efectivo.

Por otro lado, el ministro señaló que hasta ahora cerca de US$2.000 millones de los US$6.600 millones en reservas internacionales se han usado para pagar deudas.