Buenos Aires. El Gobierno anunció este martes que los argentinos declararon activos por un total de US$116.800 millones en una exitosa amnistía fiscal concluida a fin de marzo, con la que el país busca impulsar una economía estancada por la falta de inversiones.

De ese total declarado, el Estado recaudó 148.600 millones de pesos (US$9.652 millones) en concepto de tasas, un aporte clave para no superar el techo de déficit fiscal esperado para este año por el Gobierno de 4,2% del PIB.

"Creemos que el tamaño, el volumen de los activos que se han exteriorizado es un voto de confianza no solo en este Gobierno sino en el país", dijo al presentar el resultado el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

El impuesto al consumo y el gravamen sobre las ganancias personales y corporativas fueron los ítems que dieron mayor impulso a la recaudación en marzo.

De acuerdo con el ente recaudador de Argentina (Afip), el 80% de los activos declarados estaba fuera del país.

Solo en marzo, lo percibido por la Afip por la amnistía fue de 27.977 millones de pesos (US$1.818,5 millones), lo que le permitió a la gestión del presidente Mauricio Macri alcanzar una recaudación de 212.295 millones de pesos (US$13.800 millones) en el tercer mes del año.

Esa cifra representa un alza del 54,1% interanual, aunque gran parte de ese incremento se explica por la inflación de alrededor del 40% que sufrió el país en el 2016.

El impuesto al consumo y el gravamen sobre las ganancias personales y corporativas fueron los ítems que dieron mayor impulso a la recaudación en marzo.