Brisbane (Australia).- Los ministros argentinos de Economía, Axel Kicillof, y Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, expresaron este sábado en la ciudad australiana de Brisbane su satisfacción por el reconocimiento del G20 a su problema de la deuda soberana.

Los ministros, que representan a la presidenta argentina, Cristina Fernández, en la cumbre del G20, a la que no ha podido asistir por problemas de salud, explicaron que han expuesto al bloque que una de las dificultades que afronta la economía mundial se debe al peso de las deudas soberanas.

"Acuérdense que esta crisis empieza con un problema de deuda, sigue con un problema de deuda y transcurre con un problema de deuda y son los países que tienen más dificultades de salir de un proceso recesivo, aquellos que más peso tienen de la deuda sobre el producto", remarcó Kicillof en declaraciones a los periodistas.

El titular de Economía enfatizó que si no se implementa "un instrumento internacional real que permita a los países con problemas de la deuda tener un marco jurídico que les permita resolver estas cuestiones" estarán "a merced de los fondos especulativos, de los fondos buitres".

Brasil y Francia han apoyado a Argentina respecto al problema de la reestructuración de la deuda en el G20, un asunto que fue incluido, sin mencionar el caso particular del país sudamericano, en uno de los anexos de la declaración de la reunión ministerial del bloque que se celebró en Cairns, en septiembre pasado.

Kicillof consideró que es un "avance" el hecho de que "el tema deuda tenga aval y sea preocupación" del G20.

"Todos los países reconocen que hay un problema de reestructuración de la deuda soberana. Habrá diversas visiones sobre cómo enfrentarla, pero no hay ningún país que diga que éste no es un tema del G20", comentó a su turno el canciller argentino.

En ese sentido, Timerman subrayó que en el debate que impulsa su país espera "encontrar una respuesta a un problema que atañe hoy a Argentina, pero que ha sido sufrido en muchos países del Asia, África y América Latina".