El tipo de cambio multilateral se depreció en promedio 1,7% en diciembre último en comparación con las monedas de los socios comerciales de la Argentina en todo el mundo, lo que significó una importante mejora para la competitividad de la industria local.

Así lo destacó el Banco Central en un informe donde subrayó que 2012 cerró con una depreciación del peso argentino frente al dólar de 13,8%; en comparación con el euro de 13,6%; y con respecto al real brasileño de 0,8%.

En la relación con Brasil se revirtió la tendencia del año anterior, en que la relación había significado una apreciación del peso de 0,7%, y se terminó con un saldo competitivo favorable a la Argentina.

El análisis del BCRA consignó también que las máximas depreciaciones de la moneda argentina en el último mes del año pasado se dieron frente al peso paraguayo, de 5,1%; al euro, de 3,4%; al peso mexicano, de 2,6%; a la libra esterlina, de 2,4%; y al peso uruguayo, de 2,3%.

En comparación con los países de la región, se registró una depreciación de 1,2% frente al real; de 1,4% con respecto al peso chileno; y de 1,3% frente al boliviano.

Con respecto a las monedas asiáticas, el peso se depreció 1,3% ante el yuan chino; y 2% comparado con la divisa coreana.

El informe del Central concluyó que "en términos generales, se evidencia una depreciación nominal del peso respecto a todos los países que conforman el indicador, a excepción de Japón", país con cuya moneda hubo una apreciación de 3,1% en diciembre.

De acuerdo al análisis, y tomando solo al euro, el dólar y el real, durante 2008 el peso fluctuó con signos diferenciados, mientras que en 2009 existió una depreciación nominal contra los tres socios, de 51,5 por ciento con el real; 19,5 con el euro; y 11 con el dólar.

Durante 2010 se observó una depreciación del peso frente al dólar, de 4,4%; y al real brasileño, de 8,2; mientras que la moneda local se apreció 5,2 ante el euro.

Por su parte, 2011 mostró una depreciación nominal del peso en relación al dólar de 7,9%; y al euro, de 7,3%; y una leve apreciación de 0,7% respecto al real.